5 estilos básicos de decoración interior

Decoración interior o interiorismo son términos muy amplios, per también pueden ser clasificados por estilos y la evolución de estos. Para gustos, estilos. Así que siempre tendremos infinidad de opciones para deocorar nuestro hogar. Repasemos entonces estos 5 estilos básicos.

Tradicional

El estilo tradicional es el más clásico de todos. Transmite calma, orden y es predecible. Con pinceladas de brillo en el color o sin brillo. Este estilo suele ser utilizado en muchos hogares, y si tu también quieres seguirlo debes tener en cuenta ciertos elementos para que dicho estilo se identifique. Por ejemplo, materiales con tapiz o con mucho protagonismo de la madera. Dotar el espacio con muchos adornos también es muy frecuente en la decoración y interiorismo tradicional.

Contemporaneo:

Ante todo, cabe resaltar que el estilo contemporáneo es cambiante y se actualiza con mucha frecuencia. Suele dotarse de muchos puntos de luz, ambientes brillantes y frescos. Se basa en la simplicidad, las lineas claras y diferentes texturas, sin demasiada sofisticación. Para que responda al auténtico estilo contemporáneo podemos debemos tener en cuenta si hablamos de colores que estos suelen ser neutros, blancos y negros son los más comunes. En cuanto a las lineas y el espacio siguen la maxima de “Menos es más”. También se caracteriza por usar un tipo de muebles luminosos y gruesos, pero sencillos a su vez.

Formal:

Se acerca al estilo tradicional, pero de una manera más elegante y lujosa. Todo es grande y sobredimensionado; los muebles, la luz, los accesorios, incluso las alfombras. Los colores profundos son los más usados y se complementan de maderas con finos acabados y grandes piezas de mármol. No obstante no será formal al cien por cien si no cumplen con ciertos aspectos; Techos altos, habitaciones grandes, grandes ventanales y innumerables detalles arquitectónicos.

Rustico:

Generalmente usado en segundas residencias, más en casa de montaña que en destinos de costa. El diseño es simple, se usan colores primarios y naturales y como no, muchísima madera. Resumiendo de alguna manera, se trata de incorporar aspectos de la naturaleza dentro de nuestro hogar.

Victoriano:

Quizás el estilo más reconocible. Los diseños, estilos y colores se remontan a finales del siglo 18 y principios del 19. La mejor manera de lograr un estilo Victoriano es incorporar ciertas reglas como pueden ser: colores verdes oscuros, rojos, violetas y púrpuras; piezas de alto valor decorativo, accesorios de todo tipo, en especial cajas y baúles, y grandes alfombras.

 

Categorias: Decoración

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

¿TE HA GUSTADO? ¡COMPÁRTENOS!